Torre d’en Valls

Se puede divisar Mallorca en los días buenos desde Torre d’en Valls

Se conoce como Torre d’en Valls o también como Torre de Campanixt. Con cualquiera de los dos nombres se hace referencia a esta torre del siglo XVIII, construida con el fin de vigilar la isla de Ibiza y proteger la ciudad de Dalt Vila.

Aunque se terminó de construir en 1763 no es esa la edificación que ahora conocemos. Tras una explosión años más tarde se tuvo que reconstruir casi por completo. No se sabe qué provocó la explosión, aunque una de las leyendas cuenta que fue causada por un rayo que cayó en la torre.

Otra leyenda local, sin embargo, cuenta una historia entre los torreros, algo mujeriegos, y los hombres del pueblo, ofendidos y despechados, por su destreza con las mujeres. Quizá nunca se sepa la verdad, a pesar de la amplia documentación que existe sobre las torres defensivas de Ibiza.

Aunque la explosión tuvo lugar hacia la mitad del siglo XIX no se pudo reparar hasta el año 1982. Esta restauración se logró gracias a las ayudas públicas que facilitó el ayuntamiento.

Desde aquí se puede ver Tagomago. Y en los días despejados y con sol se puede llegar a diferenciar Mallorca en el horizonte.

Cuenta con dos pisos y una terraza, y está construida en forma troncocónica. Destaca que el acceso a la torre está situado en la planta superior, lo que obliga a subir un escalera de mano hasta ella.

¿Cómo llegar?

Situada en el municipio de Santa Eulària des Riu es de muy fácil acceso. En concreto se construyó entre las playas de Canal d’en Martí y Cala Boix. Para acceder a ella hay que dirigirse a la primera de estas playas.

Desde allí es necesario coger un camino que parte desde el parking del restaurante Salvadó. Se puede acceder en coche hasta casi el mismo pie de Torre d’en Valls o andando. En total se recorren 700 metros.

Horario

No hay horarios de visita.

Otras Torres de Defensa de Ibiza: