Torre d’en Rovira

Torre d’en Rovira se encuentra en un fantástico entorno natural

Torre d’en Rovira se construyó con arenista y mortero de cal en 1763, aunque 7 años antes ya estaba planeada. Este punto estratégico era importante para la isla de Ibiza, lo que se demostró con el tiempo. Llegó a tener 8 soldados dentro defendiendo las tierras y a estar repleta de artillería.

Está situada en una plataforma a 12 metros sobre el nivel del mar y es una de las que están mejor conservadas. En este caso se debe a que sus actuales dueños la utilizan a modo de vivienda ocasional. Por lo tanto la mantienen en muy buenas condiciones.

Desde 1993 se considera bien de interés cultural, lo que la ha convertido en un importante reclamo para los turistas que disfrutan conociendo los secretos de esta maravillosa isla.

Desde este punto de la isla se pueden disfrutar unas estupendas vistas. Se alcanza a ver los islotes de Sa Conillera, S’Illa d’es Bosc, S’Espartar y Ses Bledes. También se puede disfrutar de la bahía de Portmary.

¿Cómo llegar?

Torre d’en Rovira está entre la Cala Bassa y las Platges d’en Comte. Desde cualquiera de las dos se puede acceder a la torre fácilmente, previo paseo de unos 20 minutos. Desde las Platges d’en Comte hay que caminar hacia el norte, dejando el mar a la izquierda.

El paseo es muy fácil y cómodo, y es una muy buena oportunidad para disfrutar del litoral de Ibiza.

Horario

No se puede visitar por dentro.

Otras Torres de Defensa de Ibiza: