Cala de Ses Boques

Ses Boques, el espíritu de Ibiza en un ambiente rústico.

Lo más famoso de la cala Ses Boques es el restaurante que está situado a pie de playa. Un establecimiento de ambiente rústico que transmite su buen ambiente a toda la arena que lo rodea. Las mesas y sillas están sobre la propia arena, permitiendo que los visitantes disfruten de su buena cocina y de la playa al mismo tiempo.

La cala tiene 300 metros de largo y 15 de ancho y está cubierta por grava hasta el agua donde las piedras se hacen más grandes. Además, comparte la esencia rústica de su chiringuito con un paisaje pedregoso gracias a los acantilados que la rodean. Una estampa preciosa que no hay que perderse.

Hay varias playas igual de pequeñas y tranquilas cerca de Ses Boques. Sin embargo, lo que hace decantarse por esta es que además del restaurante también cuenta con otros servicios que facilitan la estancia, como el alquiler de tumbonas.

Un espacio único en el que disfrutar de toda una jornada en la que conviven el baño, el snorkel, el senderismo y una buena carta de arroces y pescados. Todo lo indispensable para poder disfrutar de un día inolvidable.

Recomendamos

Ses Boques forma parte de algunas de las mejores rutas de senderismo de la isla. Cuenta con caminos bien preparados que facilitan este deporte y permiten a los visitantes disfrutar de unas increíbles vistas y de un alto en el camino antes de seguir andando hacia el siguiente punto.

En su restaurante, la caldereta de langosta es famosa en toda la isla.

¿Cómo llegar?

Desde el pueblo de Es Cubells hay que coger la carretera que sale desde la iglesia hacia la izquierda. El descenso es pronunciado, pero al final del todo se encuentra la playa. Está bien señalizado.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *