Punta Galera

Punta Galera, paisaje sorprendente, magnetismo hippie y cala nudista.

Punta Galera es un lugar icónico de Ibiza. Cerca de Cala Salada y Sant Antoni, Punta Galera es una cala diferente por varias razones. Es nudista, es toda rocosa y, además, famosa para fotografiarse en un entorno sorprendente.

Está rodeada de acantilados que llegan al mar en forma de terrazas de roca lisa donde poder tumbarse. Aunque pueda parecerlo, entrar y salir del mar no es difícil ni peligroso porque hay una profundidad de más de dos metros en toda la orilla. Además, el mar suele estar tranquilo y transparente.

Punta Galera suele ser poco frecuentada. Por un lado, el acceso es difícil ya que el camino no está señalizado. Por otro, no es la típica playa larga con chiringuito y servicios. De todas maneras, se ha puesto de moda entre los más jóvenes, que acuden a ver la puesta de sol y sacar bonitas fotos.

Además de ser una cala conocida entre los nudistas, lo es entre los practicantes de yoga. Suelen acudir en grupos a practicar esta técnica.

Punta Galera es también un lugar icónico hippie por la energía que desprende. En algunas rocas se pueden distinguir formas y mensajes. Hay incluso una pequeña figura de Budha a la que se le hacen pequeñas ofrendas (monedas, botones, pulseras, mensajes en papel…). A veces se reúnen grupos para vivir la puesta de sol a ritmo de la música de los tambores.

Recomendamos

Que lleves las gafas de buceo para disfrutar del fondo del mar. Coge también calzado cómodo para bajar por el sendero hasta la cala y calzado acuático para entrar y salir del agua.

Si buscas tranquilidad, acude entre semana aprovechando las primeras horas del día y puede que te encuentres solo disfrutando del paisaje. Si no lo has hecho nunca, te recomendamos que te des un baño desnudo y ¡verás qué placer!

¿Cómo llegar?

Desde Sant Antoni en dirección Cala Salada pero coge el desvío a la izquierda en la curva justo antes de llegar a esa cala. Es la entrada de una urbanización que hay que traspasar dirección al mar hasta llegar a una larga cuesta. Hay que aparcar allí y seguir andando hasta la cala.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *