Cala de Porroig

Cala de Porroig, la playa desconocida de aguas cristalinas

La Cala de Porroig, con 80 metros de largo y 15 de ancho, es una playa muy poco turística aunque su ocupación es media. Esto se debe a que las casetas varadero que están situadas en esta cala aún están en activo. Entre semana apenas se ve gente aquí, pero los fines de semana se llena de pescadores que van a disfrutar del tiempo libre y utilizan las casetas para guardar sus aperos de pesca.

Son tantas las casetas situadas en esta cala que para muchos habitantes de la isla el nombre de la cala es Port Roig (es decir, Puerto Rojo), ya que se utiliza principalmente para sacar las pequeñas embarcaciones.

Uno de los encantos de Porroig es que está justo debajo de un pequeño precipicio de paredes rojizas, lo que le otorga un ambiente mágico y digno de admirar. Esta característica unida a la belleza de las barcas salpicando el mar con sus colores hacen que Cala de Porroig sea un reclamo para fotógrafos.

Esta playa no tiene ningún tipo de servicios, por lo que los turistas no suelen frecuentarla. Es idónea para disfrutar de algo de calma que contrasta con otras playas más bulliciosas de la isla.

Recomendamos

Es interesante dar un paseo por los caminos que surgen desde la cala hacia los alrededores en paralelo al mar. Se pueden encontrar pequeñas calas desiertas en las que darse un chapuzón y disfrutar de la soledad.

¿Cómo llegar?

Está situada a 8 kilómetros de Sant Josep, por lo que desde ahí hay que coger la carretera hacia Ibiza ciudad y conducir 3 kilómetros hasta alcanzar la señalización de Porroig. Por esa nueva carretera situada a la derecha se llega directamente hasta la cala.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *