Hippies en Ibiza, el amanecer de un sueño.

Los hippies en Ibiza, un legado, un inicio y parte de lo que somos.

La historia de la Ibiza actual parte de la ideología de paz, libertad, contacto con la naturaleza y de retiro espiritual como actitud contestataria. La isla es como es hoy por la presencia de los hippies en Ibiza.

Curiosidades que no conocías:

  • Ibiza es uno de los 5 destinos del mundo donde el espíritu hippie sigue vivo. Los otros cuatro son 1.San Francisco, EEUU; 2. Ciudad libre de Christiania – barrio parcialmente autogobernado de Copenhague, Dinamarca; 3. Goa, India; y 4. Nimbin, Australia.
  • Los pitiusos llamaban cariñosamente a los hippies que llegaron a Ibiza: “peluts”. Claro reflejo del respeto que se reflejaban las dos culturas tan diferentes.
  • Hay en Ibiza ciudad un monumento hippie en el puerto de la capital que fue inaugurado el 1 de agosto de 2016 y donada por Ricardo Urgell, fundador del grupo Pachá con el objetivo de rememorar los hippies en Ibiza y la cultura de la libertad frente al turismo de masas.

Atlantis Sa Pedrera de Cala d'Hort - Sant Josep de Sa Talaia, Eivissa - ENJOY IBIZA Atlantis Sa Pedrera de Cala d'Hort - Sant Josep de Sa Talaia, Eivissa - ENJOY IBIZA Atlantis Sa Pedrera de Cala d'Hort - Sant Josep de Sa Talaia, Eivissa - ENJOY IBIZA

¿Por qué Ibiza?

Ciudades como Amsterdam y Londres tuvieron comunas importantes de hippies por su ambiente cosmopolita y bohemio. Su presencia también fue extendida en la India y en Nepal, tanto por su consideración como lugares de especial interés espiritual, como por que las drogas eran legales en el segundo.

Ibiza empezó a ser visitada por intelectuales europeos allá por los años 30, pues encontraban en ella un paraíso virgen, donde aún se vivía según las costumbres y modos milenarios. Fue por la guerra civil y la dictadura que esta dinámica se paró. No se reactivó hasta los años 60, cuando el movimiento hippie pasó a ser mayoritario entre los jóvenes estadounidenses y gran auge en Europa también. Este movimiento encuentra en Ibiza un pequeño paraíso que mezcla naturaleza y autenticidad con libertad y de misticismo.

¡Empieza la fiesta!

A partir de 1967, con la devaluación de la peseta, comienzan a llegar hippies de todas partes del mundo, creando una corriente creativa en la que pintores, músicos, intelectuales, artistas y fotógrafos se concentran en la isla, haciendo de ella un lugar particular que empezó a atraer el interés de todo el mundo.

Los hippies que se establecen en Ibiza crean comunas en el campo y comienzan a ganarse la vida con mercadillos donde venden  ropa y manualidades que ellos mismos realizan. Transforman, también, algunos enclaves en lugares místico y únicos para aquellos soñadores desencantados de entonces (Atlantis o Sa Pedrera de Cala d’Hort, Benirràs, Punta Galera…). Es a destacar la convivencia de respeto y normalidad que se creó entre los hippies y los ibicencos oriundos. A pesar de sus culturas y modos totalmente diferentes, ese respeto y compresión hace que en vez de repelerse, las dos culturas se aporten mutuamente.

Ibiza, Isla de la música

Es en este contexto que se empiezan a abrir las primeras discotecas afines a esta ideología, como por ejemplo, la primera que fue “La cueva de Alex Babá”, creada por Alejandro Vallejo-Najera. Este local se pone de moda y pasan por allí famosos rockeros y gente del mundo artístico.

La música fue eje fundamental de esos años. Por ejemplo, el grupo Pink Floyd se instaló en Ibiza para componer canciones. Artistas como los Bee Gees ensayaban en el bar Ses Guitarres, en San Antonio y Cat Stevens tocaba  en las terrazas del puerto de Ibiza.

Las discotecas Glory´s y Pachá lideran una nueva etapa en los años 70. Entonces, representaban el espíritu de la isla. Su estilo hippie y cool, pero desde una dimensión muy ibicenca en sus raíces, las convirtieron en referentes.

A partir de esos años y en la década de los 80, Ibiza lidera, junto con Madrid, la revolución musical española. Por esos años se organizan conciertos que han quedado como míticos para la historia: Bob Marley, en 1978, o los Thin Lizzy y Eric Clapton, y empieza a crecer el mito de Ibiza como isla de la música.

Toda esta dinámica hippie, musical, artística y cultural llama la atención del Mundo y de Europa en particular, incrementando progresivamente el turismo en la isla y claro, poco a poco, sofisticando y mercantilizando el ambiente. Los hippies en Ibiza inician, sin duda, el cambio hacia la Ibiza que hoy conocemos, aunque haya evolucionado desde entonces, claro.

Un poco de historia…

El movimiento hippie se generó en Estado Unidos, más concretamente San Francisco, para luego extenderse a Europa y a todo el mundo. Éste se originó como reacción a las profundas alteraciones que había producido la segunda guerra mundial en la sociedad y en la cultura.  Además, la Guerra de Vietnam fue su impulso definitivo, al generar un descontento generalizado que se plasmó en protestas masivas basadas en el discurso y no en la violencia, inspiradas en Ghandi (1947, India).

En esa época comenzó el acceso a bienes de consumo durables (automóviles, electrodomésticos, etc) de la mayor parte de la población estadounidense, tanto por el abaratamiento de sus costos como por el aumento de la capacidad adquisitiva. Esto permitió a las clases medias y populares mejoraron mucho sus condiciones de vida, ayudadas también por el incipiente “estado de bienestar” y el pleno empleo. Comenzó así una etapa de consumo de masas.

Otro síntoma fue la significativa explosión demográfica y la fuerte crisis que sufrió la institución “familia”. Muchos jóvenes comenzaron a ensayar experiencias no convencionales. Como consideraban mediocre y aburrido el mundo “burgués”, iniciaron una búsqueda hacia una vida espiritual y en contacto con la naturaleza.

El movimiento hippie

Todas estas transformaciones en la sociedad, fueron incubando la protesta juvenil que vendría que se pasó a llamar “movimiento hippie”. Los “hippies” tomaron como actitud contestataria el retirarse de la sociedad a la que condenaban por conformistas, reuniéndose en comunas.

Artísticamente fue un movimiento muy prolífero en todo el mundo. Su estilo fue la psicodelica y la multiplicidad de colores inspirados en la drogas alucinógenas de la época (LSD) y que se plasmaba en: moda, artes gráficas y sobre todo en la música, en cantantes como Janis Joplin y en bandas como Love, Grateful Dead, Jefferson Airplane y Pink Floyd por nombrar solo algunas; y en general en todos los ámbitos de la cultura.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *