Dalt Vila

Una ciudad de cal y piedra, un laberinto de historia que te enamorará.

Dalt Vila es la ciudadela amurallada y centro histórico de la ciudad de Ibiza. Escenario de numerosas batallas, sus murallas renacentistas fueron construidas en el siglo XVI y los edificios del castillo entre el XVI y XVII. Su objetivo: proteger la ciudad de los asedios de los piratas y del imperio otomano.

Desde sus 7 baluartes se divisan estrechas callejuelas que forman un laberinto de calles blancas. Están llenas de puertas azules y adornos de buganvilia por los que es una delicia pasear. Además, al recorrer todo su perímetro, podemos disfrutar de la vista que ofrece de la Bahía y del Puerto de Ibiza. Buenas vistas también de la ciudad moderna, las playas de Ses Figueretes y Playa den Bossa, así como de una panorámica espectacular de Formentera.

Nuestra recomendación

Te recomendamos que accedas al recinto por la puerta principal, el Portal de Ses Taules. Ésta está protegida por un puente levadizo y se encuentra junto al Mercado Viejo.  Así puedes aprovechar para callejear por la zona comercial peatonal cercana al puerto. Una vez hayas pasado el Portal de Ses Taules, te encontrarás en la Plaça de Vila, llena de terrazas donde comer o cenar. A partir de este punto está en tus manos la decisión de tomar una u otra calle. Te sugerimos que empieces a pasear y sigas tu instinto. Cualquier ruta será buena para descubrir los secretos que esconde esta maraña de callejuelas: tiendas de artesanía, moda hippy, galerías de arte, restaurantes con encanto…

Imprescindibles

  • Plaça dels Desemparats, con la estatua homenaje a Isidor Macabich (historiador y sacerdote, Hijo Ilustre de la ciudad).
  • Iglesia de Sant Domingo, s.XVII, segundo mayor templo de la ciudad.
  • El mirador del Ayuntamiento de Ibiza, en la Plaça d’Espanya, con la estatua de Guillem de Montgrí, conquistador de Ibiza en nombre del Reino de Aragón.
  • Monasterio de Sant Cristófol, convento de clausura de las monjas Agustinas.
  • Sa Portella, única entrada conservada de las murallas musulmanas.
  • Casa Museo Cristóbal Colón, donde encontrarás todos los documentos que avalan la teoría de que el navegante era de origen ibicenco.
  • Capilla de Sant Ciriac. Cuenta la leyenda que por su pasadizo secreto entraron los soldados cristianos de la Corona de Aragón para hacerse con la isla dominada por los musulmanes.
  • La Plaça de la Catedral, no solo por el templo sino además por las vistas que ofrece.
  • El Centro de Interpretación Madina Yabisa, dentro de La Casa de la Curia, en la Plaza de la Catedral.
  • Las vistas desde cualquiera de los baluartes defensivos (Sant Jordi, Sant Jaume, Sant Pere, Sant Joan, Santa Tecla, San Bernat y Santa Llúcia).

Información adicional

Es importante que lleves calzado plano y cómodo para disfrutar del paseo. Toda la zona amurallada está empedrada y los cantos rodados son resbaladizos. Puedes comprar agua en alguna tiendecita de la zona. Te recomendamos, sin embargo, que la lleves preparada, ya que hay numerosas calles cuesta arriba y abajo. En días calurosos uno acaba haciendo un esfuerzo importante.

Citas importantes que tienen lugar en Dalt Vila son: La Feria Medieval (que cada año se celebra el 2º fin de semana de Mayo) y el Festival de Jazz (que aunque cada año varía sus fechas, suele localizarse en el Baluarte de Santa Lucía).

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *