Ciudad de Eivissa

La ciudad de Eivissa ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad en 1999.

La parte antigua de la ciudad de Eivissa (o Ibiza) es conocida como Dalt Vila, y fue declarada Patrimonio de la Humanidad en la sesión que se celebró en Marruecos a finales de 1999. Es un recinto amurallado que se considera la fortaleza costera que mejor se ha conservado en todo el Mediterráneo.

Dentro de esta zona antigua de la isla destaca la catedral de la Virgen de las Nieves situada en la parte de arriba, sobre los restos de una antigua mezquita. Resulta muy interesante el contraste entre su nave de estilo barroco y el resto de elementos del gótico-catalán. Su interior, que se remodeló un siglo más tarde de su construcción, es de estilo barroco.

Otro de los grandes atractivos de Eivissa son el puerto y el barrio de La Marina. Este antiguo barrio de pescadores se sitúa entre el mar y Dalt Vila. Destacan las calles de La Marina por sus pequeñas tiendas locales llenas de encanto. En cuanto al puerto, resulta muy agradable pasar un rato en sus terrazas y pubs disfrutando del buen tiempo y del trajín de los barcos y yates que allí se encuentran en verano. No hay que perderse tampoco los monumentos a los corsarios y a los hippies que hay por la zona.

Por la noche, la zona del puerto se convierte en la más glamurosa de toda la isla, con discotecas y fiestas famosas entre turistas y celebrities nacionales e internacionales. Un ambiente que merece la pena vivirse al menos una vez algún verano.

Aunque en invierno es una ciudad tranquila en la que viven unos 50.000 habitantes, en verano es un punto de unión para todo tipo de turistas: aventureros, familias, artistas, fiesteros, deportistas… Hay actividades para todos ellos.

Nuestra recomendación

Eivissa es conocida por sus discotecas y pubs, muy concurridos en verano y con la presencia de DJs internacionales. Sin embargo, no hay que pasar por alto su impresionante bahía.

La playa de Figueretas está situada en pleno centro urbano y es una de las más concurridas de Ibiza. Cuenta con 500 metros de longitud en el que se reúnen locales y turistas, y una gran cantidad de servicios.

Es una playa ideal para pasar una jornada entera. Por el día se puede disfrutar de buenos baños y de una zona de arena blanca y fina. Por la tarde, el paseo marítimo se llena de puestos de un mercadillo hippy, y por la noche las terrazas de los restaurantes sirven comida autóctona de calidad. Si se quiere rematar con una buena fiesta, desde Ses Figueretes salen muchos “party boats” a diferentes horas.

También recomendamos una excursión por el humedal de Ses Feixes, hasta la playa de Talamanca, donde se puede pasar el día.

Imprescindibles

  • Un paseo por los barrios históricos y las antiguas murallas.
  • Visitar el museo Arqueológico.
  • La catedral de Eivissa es una de las más bonitas del siglo XIV, es un lugar precioso que no hay que dejar de visitar.
  • La capital de la isla recoge toda una serie de boutiques y tiendas de diseño con productos exclusivos de todo tipo.
  • Las fiestas de sus discotecas son todo un reclamo para turistas nacionales e internacionales, merece la pena vivir ese ambiente aunque sea una vez en la vida.
  • Las terrazas de los bares del puerto deportivo son una buena opción para comenzar la noche, además ofrecen 2×1 durante toda la temporada alta.
  • Para los que acuden por primera vez a la isla es muy interesante realizar el tour nocturno y disfrutar de sus contrastes.

Citas importantes

Las fiestas de la ciudad de Eivissa se celebran en torno al 5 de agosto, día de Nuestra Señora de la Nieves, la patrona de Ibiza. Unos días más tardes se celebra la festividad del municipio, el 8 de agosto en honor a San Ciriaco.

En mayo se celebra el festival medieval que conmemora el nombramiento como Patrimonio de la Humanidad. Esta fiesta tiene lugar el segundo fin de semana de mayo.

La noche del 23 de junio y durante el siguiente día 24 se celebra la llegada del verano, como en el resto de España. La festividad de San Juan  incluye hogueras, fuegos artificiales y la quema de figuras representativas.

También es llamativa la fiesta que tiene lugar el 16 de julio, día de Nuestra Señora del Carmen patrona de los pescadores.