Cala Llentrisca

Cala Llentrisca, una playa de difícil acceso con aguas cristalinas en un entorno bellísimo.

Esta playa de 150 metros de largo por 10 de ancho está cubierta tanto dentro como fuera del agua por piedras y arena mezcladas. Cala Llentrisca es una de las calas más vírgenes de toda la isla de Ibiza, un paisaje digno de admiración.

Cuenta con varias casetas varadero ya que, aunque el acceso sea terriblemente complicado, es una zona en la que ha abundado mucho la pesca hasta hace no tanto tiempo.

De hecho, no es una playa demasiado cómoda para el baño, de ahí su fama entre los pescadores que buscan aguas tranquilas. La entrada al agua no es fácil y está llena de piedras algo incómodas. Eso sí, los valientes que se lanzan pueden disfrutar de unas de las aguas más claras de toda la isla.

Por la situación de la playa sólo se puede disfrutar del sol por la mañana. A partir de medio día los acantilados la cubren de sombra haciendo que sea menos confortable que otras calas cercanas.

Recomendamos

Se puede disfrutar de un buen rato de snorkel en el que apreciar las bellas posidonias del fondo marino. ¡Son inigualables!

¿Cómo llegar?

Hay que tomar la carretera a Es Cubells, y una vez allí coger la carretera que sale de la iglesia hacia la izquierda. Una vez que se pasa el camino hacia la playa de Ses Boques, lo siguiente en el camino es la caseta de seguridad de acceso a una urbanización privada.

Hay que informar del destino final para que permitan el acceso, y una vez superada la barrera continuar recto por la urbanización. En la primera bifurcación hay que continuar por la derecha hasta una plaza donde se puede dejar el coche. De ahí parte un sendero de poco más de medio kilómetro que lleva a la playa, pero no es un sendero fácil de recorrer.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *