Cala Llentia

Cala Llentia, una cala rodeada de impresionantes monumentos.

Es una playa prácticamente abandonada en la que no suelen encontrarse bañistas prácticamente. Cala Llentia mide 30 metros de largo y es prácticamente virgen. Tan sólo cuenta con dos pequeñas casetas varadero que están prácticamente derruidas.

Esta cala está rodeada de chalets de lujo, pero el difícil acceso y su pequeño tamaño hace que sea una playa prácticamente desierta.

No cuenta con ningún tipo de servicio y llegar hasta ella es extremadamente difícil en el tramo que se hace a pie, por lo que aquellos que quieran acercarse hasta Cala Llentia deberían ir con suficientes provisiones para pasar el día.

Es el escenario ideal para quienes buscan un día de relajación y tranquilidad extremas. Apenas hay viento en esta playa y el agua es muy tranquila. El suelo, de cantos rodados, es incómodo, pero con el calzado adecuado se puede disfrutar de un buen baño.

Recomendamos

A pocos metros de la cala están los monumentos Time and Space de Andrew Rodgers y Las Puertas de Cala Llentia, dos escenarios impresionantes que no hay que dejar de visitar. Cada uno cuenta con su propia historia curiosa y magnética.

¿Cómo llegar?

Por la carretera hacia Sant Antoni hay un desvío cerca del cruce de Sant Agustí que lleva hacia las playas de Comte y Cala Bassa. Hay que elegir el camino hacia Platges de Comte hasta ver, dos kilómetros después, una señal hacia Cala Codolar.

Al final de este nuevo camino aparece una casa grande con una valla blanca y una zona de aparcamiento fuera. Se debe dejar ahí el coche y continuar andando hacia la derecha hasta llegar a la playa. La bajada es complicada y puede dar vértigo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *